Pesquisar produto

Novidade

Discursos espirituales. Segunda colección

Ref.:0010080001521

1 em stock
Entrega no dia útil seguinte!

36,00 IVA inc.

Ficha Técnica

Título: Discursos espirituales. Segunda colección
Autor: Isaac de Nínive
Ano de edição ou reimpressão: 2024
Editora: Sígueme
Idioma: Espanhol
Dimensões: 160 x 237 x 25 mm
Encadernação: Capa dura
Páginas: 352
Peso: 650g
ISBN: 9788430122004

Sinopse

La obra de Isaac de Nínive no ha dejado de ejercer una profunda fascinación desde hace catorce siglos. Un monje actual comenta: «Si te decides a subrayar una de sus frases, tendrás que hacerlo con todas, porque cuando vuelves a releer caes en la cuenta de que aquello a lo que no diste importancia tiene más valor que el resto. Con sus escritos pierdes la cabeza: poseen exactitud matemática, sentido de la melodía, equilibrio arquitectónico, profundidad filosófica, intuición profética y humanidad divina. Exhalan el perfume mismo de la compunción. Si al adentrarte en ellos los amas, serás incapaz de leer nada más» (Basilio de Iviron).

Con todo, no deja de sorprender que esta obra maestra de la espiritualidad siro-oriental, aún no haya sido recibida en Occidente. De algún modo, su autor ya lo había profetizado al referirse al progreso en la oración: «Si un oficio cualquiera, visible para nuestros ojos, requiere tiempo y aplicación para formarnos en él, ¡cuánto más lo requerirá el arte del Espíritu, que el ojo exterior no es capaz de ver!». Se necesita, por tanto, regresar al desierto de la soledad para, como los patriarcas, buscar y excavar de nuevo los pozos de agua viva que nutren la esperanza mientras se camina en esta tierra.

Sobre o autor

Isaac de Nínive nació en la región de Beit Qatraye (actual Qatar), a orillas del Golfo Pérsico, en el siglo VII. Monje y autor espiritual, fue consagrado obispo de Nínive (actual Iraq), pero a los cinco meses dimitió y regresó a la vida eremítica. Se quedó prácticamente ciego debido a la austeridad de su vida y al intenso estudio de las Sagradas Escrituras, y murió a edad avanzada.

A Isaac se le reconoció muy pronto una autoridad indiscutida como maestro de la vida ascética. Tras su muerte sus obras gozaron de gran éxito, sobre todo en los ambientes monásticos de su Iglesia. Traducidas a partir del siglo IX del siríaco al griego y al árabe, fueron muy apreciadas también en otras Iglesias orientales, y más tarde en el mundo eslavo y en los países latinos.

Tratándose de colecciones de discursos y no de obras sistemáticas, resulta difícil saber si lo que ha llegado hasta nosotros es la totalidad de su producción o sólo una parte. Actualmente sus escritos se agrupan en tres amplias colecciones de discursos.

Também pode gostar…

Voltar ao topo